Nuestra Mirada

Con  Besos Robados se inaugura la galería Guillermo Miró en la ciudad de Matanzas, Cuba

 

Besos Robados  es el título de la propuesta que la joven fotógrafa  Adriana Riera Pérez,  presentó en su primera exposición personal y, a la vez, la que le dio vida a la galería de fotografía Guillermo Miró en la provincia de Matanzas, Cuba.

Esta institución de las artes visuales, con el nombre de Guillermo Miró, es un reconocimiento a la persona que en vida situó  en alto la fotografía matancera no solo por su calidad y el dominio en la manera  de tomar las fotos, sino también por los acontecimientos que cubrió como profesional del lente.

Este centro cultural  en la provincia yumurina se dedicara también al estudio, investigación, y promisión de la fotografía como expresión artísticas así como a sus creadores, y en un futuro le dará paso a la Fototeca Provincial de Matanzas, que sería la cuarta en el país, después de Ciudad la Habana, Villa Clara y Santiago de Cuba. 

Es en este marco que la exposición de Adriana Riera pasa a la historia  dentro de las artes visuales en el territorio,  por ser su primera exposición con la apertura de dicha galería, propuesta fotográfica muy bien acogida frente a un público conocedor (intelectuales, artistas, arquitectos, escritores y estudiantes de arte)

Interpretando su obra Adriana presenta un ensayo fotográfico compuesto por diez fotografías  de 30 X 40 centímetros apoyándose por un marcado recorrido visual, tanto histórico en el tiempo como compositivo en el uso de los ángulos fotográficos.

Delante de cada imagen la vista del observador  no se detiene busca más significados, el conceptualismo esta en las líneas predominante en las composiciones, ya sean horizontales  o verticales, prueba de lo que el hombre construyo en su tiempo, para vivir, para hacer más placentera su estancia, en esta ciudad de los puentes.

Son las rejas, las columnas, todo lo que conforma  la arquitectura de nuestra ciudad que al trascurrir el tiempo, el hombre,  nosotros la hemos abandonado y maltratado y este es el robo al que la Riera se refiere.

 Y el beso es lo que está  nítido, es lo que se construyo en muchos años de trabajo, es la torre de la Catedral de Matanzas, es la línea férrea del ferrocarril sobre el rio San Juan, es la necrópolis de Matanzas.

En las conclusiones lo que Adriana Riera nos trasmite es que refeccionemos en lo que le hemos robado a la ciudad. El beso, es su belleza que está desapareciendo lentamente.

Para quienes criticaron la foto del paisaje desde el puente Sánchez Figueras, por la luz que se introduce en la composición, es el mensaje de responsabilidad que la autora de esta colección de fotos, nos propone a todos.

 

 

 

 

 

 

Visitas: 235

Responde a esto

© 2017   Creado por Pablo Corral Vega.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio